menu

(+34) 937 146 511

eide@eide.net

  • Inglés

¿Qué aplicaciones tienen los electroimanes de corriente continua?

Los electroimanes de corriente continua es un tipo de imán especial que usa una corriente eléctrica para crear un campo magnético. Cada vez que la corriente fluye a través de un cable, crea un campo eléctrico. La fuerza magnética es directamente proporcional a la corriente, el número de vueltas y el material alrededor del cual se enrolla la bobina.

La fuerza electromagnética se utiliza para hacer que los objetos se muevan, es el principio fundamental de cómo funcionan los motores eléctricos. Solo unos pocos materiales son ferromagnéticos; estos son hierro, níquel, cobalto y dos materiales de tierras raras, gadolinio y disprosio.

 

Los electroimanes son de uso imprescindible en frenos y embragues electromagnéticos, así como también en grúas, contenedores, centros de reciclaje o trenes de levitación magnética.

 

Los electroimanes también se aplican a motores eléctricos rotatorios con el objetivo de producir un campo magnético rotatorio y en motores lineales.

 
Contactar